martes, junio 28, 2005

Impuntual, pero llegué

Hace mucho que no doy un regalo.
Tampoco han faltado oportunidades, he estado últimamente en cumpleaños y todo.
No tengo polola, ni mina a quien engrupir (en realidad no acostumbro a levantar chicas así; ver persiana americana).
Parece que me dejé llevar por esta mala costumbre porque hace más de una semana, debí haber entregado un regalo. Porque quien lo tenía que recibir, merece millones.
A veces cuando un amigo, te saluda con retraso, se olvida de tu cumpleaños o algo así, le dices, "bah, no importa", pero sí, en realidad te duele, aunque sea un poco) que con quien compartes habitualmente no recuerde una fecha, y que no haga el detalle, de decirte "felicidades".
Cuando hay distancia física de por medio, puede pasar más desapercibido que con alguien que te topes habitualmente. Pero cuando hay lazos tan fuertes, no hay 'pero' que valga.
Mario, te mando un abrazo 'bloggero', y que este sea mi humilde (y muy tardío) presente, porque un telefonazo a las 11 de la mañana seguro no basta.
No digo que publicando un par de líneas ya está, porque me has dado la vida, y no lo digo porque biológicamente aportaste 50% de genética, sino porque cada día de trabajo desde hace 20 años lo haces en parte por mí, por ser lo que soy hoy y lo que seré mañana, y eso, ni siquiera publicando en el New York Times alcanza para agradecerte.
Además del Felíz Día tardío, te doy las gracias por estar siempre ahí, por entenderme y aguantar todas las que he hecho. Sabes bien, que eres como mi ídolo y que algún día espero ser la mitad de lo que eres tú.

Señoras y señores, de pie, un aplauso para Mario Sillard y su Feliz día del Padre (atrasado).


 
posted by MarioSillard at 2:12 a. m., | 5 comments
domingo, junio 26, 2005

La Rabona

Era un 15 de junio, del año 2003. Abochornado, como que quería llover, de hecho las precipitaciones de días anteriores, tenían el césped del Municipal de Concepción en irregulares condiciones.
Se jugaban los sextos de final, y el partido de vuelta, entre Universidad de Concepción y Universidad de Chile, comenzaba a las 16.00 horas de esa tarde.
Antes, el elenco penquista había empatado en el Nacional.
Ortega, Ramirez, Guidi, Rain, Oroz, Figueroa, Segura, Ribera, Valdivia, Olea y Viveros eran los once del campanil, que tuvieron un auspicioso inicio cuando el mago Valdivia, con 19 años en esa época, se empinaba como figura el fútbol chileno, y sacaba un zapatazo cerca desde la media luna, 1 a 0.

A los 22, Mora empata de penal. Luis Pedro Figueroa para la UdeC, ponía la ventaja transitoria, que se reduciría porque los chunchos vuelven a encontrar la paridad mediante Rodolfo Moya. Sin embargo, la guerra de goles continúa, ya que Olea mete un cabezazo y pone en ventaja a los locales.
Sin embargo la U de Chile, batalló y no bajó los brazos, y se encontró con un autogol de Rodrigo Rain a 9 minutos del final. 3 a 3 terminarían los 90 minutos, y esto significaba 30 minutos de alargue, con gol de oro.
Los 5 minutos primeros de alargue fueron azules, empujaron y provocaron angustia a los del campanil. Sin embargo, corría el minuto 6 del tiempo extra, y se viene una contra de la U de Conce,
pase en profundidad a Mauricio Cataldo que había entrado por Viveros. El hábil volante, ex audax, controla y entra por el costado izquierdo de la zaga de la U. Cataldo sorprende a todos cuando del bolsillo saca una sutileza, le pega de rabona desde ahí mismo; la pelota se eleva, se va cerrando, Jonhy Herrera se desespera, y con los ojos en la pelota que se le mete en el segundo palo, corre hacia atrás y salta intentando manotearla, pero nada... Estaba escrito, esa rabona se va a caer, emboquillada en el arco de la U de Chile. Collao explotó, y por primera vez vi a Los de Abajo silentes, Cataldo corrió sacándose la camiseta celebrando el triunfo, 4 a 3, era el gol de oro.
Qué digo gol, golazo. Me animo a decir uno de l
os más lindos de la historia. Estamos de acuerdo que quiso tirar el centro, pero qué importa. Así como Cervantes quiso hacer una parodia de las novelas de caballería y años después las interpretaciones iban de acuerdo a seguir los ideales cueste lo que cueste, aunque se te atraviese un molino o lo que sea. Cataldo quiso tirarle un centro a Olea, y se encontró con esa curva y esa parábola que me hizo pensar que dios existe.

EDIT: Un regalito


http://img80.imageshack.us/img80/7720/cataldo9sa.gif
 
posted by MarioSillard at 4:14 p. m., | 4 comments
sábado, junio 25, 2005

La Conquista

Con una espada a cada mano, y un cuchillo entre los dientes,
me abro paso entre gigantescos árboles grises.

Tengo que dar largas zancadas para evitar los animales venenosos,
golpear con fuerza ante cualquier amenaza,
y saltar ante los caudalosos ríos de fierro, metal y vidrio
que aparecen de tanto en tanto.

Con ahínco aguanto las inclemencias climáticas
y sigo incansablemente luchando
con la mandíbula y los puños apretados.
Murmurando maldiciones e insultos.
Mi furia juvenil es incontrolable, y nadie me detiene.

Es cuando me abro paso entre grandes depredadores,
y me escabullo entre sus brazos que imposibilitaban continuar,
e inicio el ascenso a una montaña totalmente grisácea y vertical.
Esta es la más grande de la selva.
Mi escalada no es fácil,
y me encontré con múltiples trabas que casi me hacen caer...
Pero pelee sin parar,
y mis espadas quedaron empapadas de sangre,
tanto atravesar adversarios que me imposibilitaban el paso...

Continuaba, y la cima se divisaba cerca,
rodeada de nubes, pero cerca...
El sudor me nublaba la vista,
pero mis músculos estaban intactos,
como si no tuvieran trabajo.

Mientras más cerca estaba, más empeño ponía,
y mi ambición de llegar a lo alto, no se atenuaba.
De pronto, me encontré rozando el firmamento,
había llegado a la cima...
Y conquisté la selva,
conquisté el mundo, con la bandera de la juventud,
estaba en el mismo lugar de la gloria,
y un aleluya escuché desde abajo,
y respondí con desaforado grito triunfal.
había, mi anhelo, sido cumplido...Pero,
justo en ese preciso instante, mi mamá me gritó y me dijo
que me apurara y que bajara; que teníamos que almorzar...

 
posted by MarioSillard at 4:53 p. m., | 1 comments
jueves, junio 23, 2005

Es como la vida

No me digas que odias el fútbol, mi amor
que el fútbol es maravilla,
no me digas que me pongo como un zombie en la tele
o que soy una bestia gritando en la galería.

Que el fútbol es como la vida
porque cuando vamos donde tu madre
y te habla de las vecinas y de sus amantes,
es lo mismo que un amargo cero a cero
sin remates en los postes.

Te digo que el fútbol es como la vida
porque cuando nos conocimos y me cautivabas,
hablamos, y creí que te gustaba;
pero al rato mi rostro no encontraba tu mirada;
es lo mismo que gambetear un par de rivales,
patear del borde del área, para que el arquero la rasguñe
y la mande a un tiro de esquina.

Que el fútbol es como la vida,
porque cuando esperas que te entreguen el examen,
y el profesor va cantando apellidos y no apareces;
es lo mismo cuando ganamos uno a cero
Y al final se viene un córner en contra y hasta
el arquero rival subió a cabecear.

Te digo que el fútbol es como la vida,
que cuando haces tu último suspiro y te recuestas a mi lado;
es lo mismo que sacar un latigazo y que el arquero no pueda...
Y que el público explote al unísono.

 
posted by MarioSillard at 10:44 p. m., | 0 comments
miércoles, junio 22, 2005

Nací en Magallanes

Joan Manuel, dice que su niñez sigue jugando en aquella playa, que allá duerme su primer amor, y lleva la luz y el olor de aquél por dondequiera que vaya. El amontonado en la arena guarda, amor, juegos y penas.
Serrat dice que en la piel tiene el sabor del llanto eterno, que 100 pueblos han vertido en ella.
El catalán afirma que se acostumbró a atardeceres rojos, dice ser cantor, embustero, que le gusta el juego y el vino, y que tiene alma de marinero.
Qué le va hacer él, si nació en el Mediterráneo.

Y yo, les digo que mi niñez sueña aún con el olor a tierra, de esa ropa después de largas tardes de juego. Con las primeras partidas de fútbol que bordeaban la inocencia y la ausencia de competitividad y mala leche.
Yo les digo que en la piel aún tengo el frío extremo de la nieve y la escarcha, pero más adentro, tengo el calor del amor que nunca muere, que nunca afloja.
Yo les digo que me acostumbré a noches cortas, a días largos, que soy un truquero, parrillero, y que debo tener algo de ovejero.
Y qué le voy a hacer yo... si nací en Magallanes.
 
posted by MarioSillard at 12:01 a. m., | 3 comments
lunes, junio 20, 2005

Amor Platónico

Hoy, un amigo de hace mucho tiempo, que hoy estudia peridosimo me contó que tendrá la suerte de entrevistar, a Constanza Santa María, bella periodista de canal 13 para los que no la conocen. Después de comentarlo con Sebastián, el afortunado futuro periodista, me nació la inquietud de los amores platónicos.
Más allá de que las mujeres suspiren por personajes como David Beckham, Brad Pitt, o similares; y más allá de que hombres babeen por Jennifer Aniston, 'Pampita', o perfecciones parecidas. Creo que hay una dimensión de Amor Platónico más interesante y cotidiana.
Puede ser aquella vecina que conociste cuando tenías menos de quince años, ella era un par de años más grande, y nunca te miró, porque, primero, era preciosa, y segundo porque su pololo, a su vez, era un par de años mayor. O sea posibilidad nula.
O puede ser tu compañera de curso. Linda, de ojos claros, de facciones finas, con la que tartamudeabas cada vez que cruzabas palabras; con aquella que soñabas, que al final, el cabro que jugaba basquet, o rugby, se la terminó levantando.
En fin, creo que hay muchas más maneras de que surjan amores platónicos cotidianos, obviamente también ocurre a la inversa (mujeres que admiran a algún varón).
Pero lo maravilloso/horrible de este tipo de 'amores' es que quienes están cegados ante la idealización del amado, no reconocen, de pronto, la imposibilidad en este amor, y se tiran al vacío; con mucha valentía declaran su amor o se lo hacen saber a la compañera de ojos claros, o a la preciosa vecina. Si se mantienen los factores y la lógica, es probable que el rebote sea feo, y la frustración se escriba con mayúsculas; sin embargo, hay que reconocer dos cosas, primero ¿había algo que perder? y segundo, no hay peor trámite que el que no se hace. Sin embargo, también está la pequeña posibilidad que todo en el unvierso cuadre, y se dé una situación que roce el milagro. La compañera de curso, o la vecina encontró tierno esta admiración por tanto tiempo, y paf! La felicidad pude alcanzar límites insospechados.
Quizás ahí está la magia del amor platónico cotidiano; que tiene esa posibilidad ínfima de dejar de serlo, para transformarse en algo real.
Quizás Sebastián transforme este amor Cony Sta María en platónico tradicional a platónico cotidano después de la entrevista que le haga.
Suerte Seba!
 
posted by MarioSillard at 8:02 p. m., | 8 comments

Persiana Americana

Hace bastante tiempo que Soda Stereo se transformó en mi grupo favorito. Pero mi cercanía con la música no es tan estrecha en general, por lo tanto, del trío argentino, que se supone mi grupo favorito, sé que el vocalista se llama Gustavo Cerati, y el nombre de algunos de los títulos de los discos, desconociendo el orden de éstos.
Por Internet y bajando mp3 creo que las canciones las ubico casi todas, y un buen número me las sé de memoria.
El asunto es que de hace un tiempo, Persiana Americana, que después de Musica Ligera puede ser la más emblématica canción de Soda Stereo ocupa parte importante en mi estrategia con(tra) el sexo opuesto.
Resulta que en alguna reunión social, comienza la batería inconfundible, y después esos notables arreglos, que anteceden ese "...yo te prefiero, fuera de foco..." yo le comento a la eventual víctima, ¿Sabes que significa esta canción? , ella dice (hasta ahora, siempre dicen) que no, que nunca le ha prestado atención.
Entonces comienzo diciendo que la canción es una forma sutil de ver la conquista, entonces le explico:
"...incalcanzable... yo te prefiero, irreversible, casi intocable"
Entonces le digo a la chica; Cerati dice que prefiere que ella sea dificil, que demore la conquista.
"estamos al borde de la corniza, casi a punto de caer, no sientes miedo, sigues sonriendo, sé que te excita pensar, hasta donde llegaré"
Ahí está a punto de darle el primer beso, él vacila, ella nerviosa, no sabe, hasta donde llegará el que está al frente... y bueno.
Después de eso, la mina que escucha, sonríe, dice que no lo había notado, que nunca la había interpretado.
Si dijiera da resultados 100% mentiría, pero ahí va una táctica para quienes estén en un mano a mano complicado.
Si les resulta, no me agradezcan a mi...
Las gracias... a Cerati.


 
posted by MarioSillard at 1:29 a. m., | 7 comments
domingo, junio 19, 2005

Génesis

Todo tiene un comienzo, y no quiero que esto empieze sin uno.
Siempre he pensado en el lenguaje como una limitante de emociones y sentimientos. Lo que queremos decir y lo que decimos, creo que rara vez concuerdan, por eso, manejar bien el lenguaje puede ser minimizar esos costos que involucra la división querer decir - decir.
En este sitio, irán comentarios, cuentos, historias, anécdotas, que por un segundo al menos han rozado ese anhelo. Decir perfectamente lo que se siente, piensa o quiere.

 
posted by MarioSillard at 8:26 p. m., | 2 comments