viernes, julio 29, 2005

"No me digas que odias el fútbol" (II)

Ya que estamos con segundas partes, aquí va otra.

Capaz que venga de nuestra cultura occidental.
Puede ser que desde pequeños en el colegio, nos separan y casi antagonizan las actividades físicas de las "intelectuales".
Porque crecimos viendo que al 'nerd' que le iba bien en las asignaturas tradicionales después no podía con los 100 abdominales, con las flexiones de brazos, con el test de cooper.
Creo que por ahí viene esa aversión a la actividad física por parte del "racionalismo".
Sin embargo, soy más específico. Voy a esos brillantes personajes, 'capos' en su ámbito, médicos, abogados, ingenieros, entre muchos más, que son capaces de mirar peyorativamente al fútbol, argumentando que es una actividad pre moderna, que bordea lo arcaico, y que ellos en su infinita capacidad racionalista no conciben a 22 individuos luchando por un esférico.
Negar este deporte, como el más lindo, como el más espectacular, es negar todo el fenómeno que abarca. Esa montaña rusa de emociones, satisfacciones y frustraciones.
Por eso quiero ser específico, porque no quiero defender burdas disciplinas (no pueden ser llamadas deportes) como lanzar jabalinas, balas, discos o saltar alto o largo, o defender el sudar por el sudar de latosas horas de gimnasio.
La apología va sólo por el fútbol.
Yo mismo les digo; que tengo los pies cuadrados, que no la dejo chiquitita cuando la piso o dejo locos a mis rivales, al contrario, he salido más veces derrotado que victorioso y que incluso muy pocas veces he jugado competitivamente.
Yo mismo les digo que el fútbol es algo más que un deporte. El fútbol es un entramado de relaciones afectivas. Porque cuando el el nueve va corriendo por la medialuna, confía ciegamente que su compañero desbordará para tirarle el centro. Mientras que el '10' no duda que cuando cuelgue esa pelota al medio, su socio y hermano de cancha aprestará el testazo.
El fútbol es más que pasión, más que catarsis. Un hincha no puede ser más feliz cuando la pelota entra en un clásico, o no puede estar más humillado que cuando te meten 3 antes de la media hora en tu estadio.
Es más que azar, más que velocidad, más que meter y evitar que te hagan goles.
Es Ronaldo, en el Bernabéu, haciendo una bicicleta y dejando sin cadera a un defensor, y es el niño en la calle amasando la pelota de trapo, para dejar sin opción a su vecino.
Si alguien me dice que no comprende el fútbol, es porque no sabe una forma de pasión, de vibrar, de llorar, de una forma de sentir, de una forma de arte.
 
posted by MarioSillard at 4:29 p. m., |

8 Comments:

no puedo dejar de citar a Alfonso que inspiró estas lineas con su "apología futbolera"

http://levettsss.blogspot.com/2005_04_03_levettsss_archive.html
  At 4:42 p. m. Anonymous Anónimo said:
Casi me convenciste, prometo que ahora cuando nos juntemos voy a mirar un partido completo.

Papá
Me gusta el fútbol, pero no soporto el fanatismo fuera graderías, me carga ver a torrantes con la camiseta del equipo favorito...besos.
Chau
  At 8:22 p. m. Anonymous Ale said:
futbol.... mm... k kieres k te igaa pu... no es mi pasion, ni mi motaña rusa de emociones jeje, aunke sabes una cosa... me pasa algo con el futbol... no es algo que me motive o k me llame a verlo, pero cuando me siento (pk no hay otra cosa o pk juega chile, en fin...) iwal lo puedo ver y lo sigo y he llegado a entusiasmarme... claro que han sido excepciones...

Lo que no me gusta del futbol es lo que produce en los hombres (se k generalizo, pero es mi experiencia)... hablar por telefono con alguien k ve un partido es como hablar sola!!! juajaja
Al fútbol se le ama o se le odia, pero creo que no hay demasiadas medias tintas. Yo estoy dentro de los primeros; soy capaz de consumir mucho fútbol. Y a mucha honra como dicen por ahí.
  At 1:17 a. m. Anonymous lioshenka said:
yo odio el futbol, casi con pasión; pero no me revienta la disciplina en sí, ni el acto de ver un partido -aunque el rol sedentario y pasivo del espectador me resulta algo patetico- lo que me calienta es el rol social que tiene el futbol, los simbolos y los valores que le rodean.

saludos!
  At 4:53 p. m. Anonymous Anónimo said:
si el atletismo no es deporte, el fútbol no es arte