miércoles, agosto 03, 2005

Identidades

Como conocimiento adquirido inconcientemente, tengo en la memoria una canción que fue parte de la rotativa musical en cada reunión social en mi casa, con mis papás y sus amistades.
"No soy de aquí, ni soy de allá; no tengo edad, ni porvenir..." dice el tema que me parece es de Alberto Cortéz. No tengo una interpretación profunda de la canción, pero a 'groso modo', y cuento corto, el autor es un joven rudo, que no tiene fronteras, y que es él, su propio equipaje. Tampoco conozco su status emocional en el momento de escribir la canción, sin embargo, yo me identificaba en esas letras, tenía 17 años y no veía la hora de viajar, salir de mi casa, conocer gente, abrir los ojos. Quería llorar, tal como lo hace un bebé al nacer, y salir de su madre. Mi sueño, saliendo de cuarto medio, se cumplía en parte. El umbilical se cortó y mi destino con excusa universitaria sería Concepción, a cientos kilómetros de mi hogar. Así, sosteniendo un discurso similar al del cantante, llegué a un escenario distinto, a veces adverso, otras dulce, que se ha transformado en una nueva era en mi vida. Al pasar de los días, meses y años, se ha corregido mi intentar ser un joven aventurero. Y es que no puedo dejar de pensar en Magallanes cuando estoy en Conce, y vice versa. Es que el estrecho y el Bío Bío ya son mis dos patrias, mis dos amores, mis dos hogares. ¿Estaré envejeciendo? Puede ser, estoy más sensible a esas emociones, de ver nieve al costado del camino, de encontrar y reír con mis amigos de la infancia, de sentir eso de "que poco ha cambiado nuestra onda solo cambiaron un poco nuestros cuerpos". Y estoy también sensible a sentir esa efervesencia de viernes en la noche en plaza perú, de convivencias llenas de humor, alcohol, y buena onda 'sociólogica'. Esa dinámica de seguir conociendo gente nueva, y en fin...Como imaginarán, esto acaba diciendo, que he derribado a Cortés, y que ahora afirmo, sin verguenza, que sí soy de aquí, y también soy de allá.
 
posted by MarioSillard at 12:14 a. m., |

2 Comments:

Que lindo es Magallanes! y tan olvidado por el resto del país. Estás creciendo.
Hace cinco años quería trabajar en la tele.
Hoy lo hago. Y sólo quiero estar en Puerto Varas mirando el volcán.
Conocí a un magallánico que estuvo en mi vida por unos meses. Qué hombre más insoportable! Era natalino, en todo caso.
Me gustaría conocer por allá...

Yo nací en Valpo, viví 3 años en Viña y nos vinimos a Concepción...esto, ya hace más de 20 años y yo aún quiero volver allá. Y quizás si me fuera a vivir a la 5ª región, añoraría volver a Concepción.