martes, septiembre 27, 2005

Mi parte del tesoro

Después de una pequeña pausa en esto de las publicaciones, retomo tras haber formateado y cambiado de disco duro mi PC.

Ya lo habrán visto y/o escuchado en los medios informativos, en la hermosa isla chilena de Juan Fernández se halla escondido un gigantesco tesoro. Tal como en las películas, unos piratas habrían dejado oculto grandes cantidades de oro bajo tierra, para luego recuperarlo. Obvio, nunca pudieron volver, y después de muchos años parece que por fin han dado con él.
Una maquinita, parece haber detectado con el lugar preciso donde se encuentra, por lo que es llegar, sacar y llevar una cantidad de oro que sería mucho dinero. En realidad, más que mucho.

Es por eso que ahora comienzan las disputas obvias. En la isla quieren que se queden los recursos allá. El estado dijo presente, y para qué decir quien lo encontró. También alzan la voz entrecortada, investigadores que buscaron por años el tesoro, y que hoy no quieren creer que no son ellos los privilegiados.
En fin, pura burocracia.

El asunto es que con esa estratosférica cantidad de dinero se podrían hacer innumerables cosas pero como es obvio, y pongo mi fichita de inmediato que va ocurrir así, se va a malgastar, o ni siquiera sabremos que ocurrirá con ella.
Sin embargo, en el noticiario de Chilevisión, comentaron que haciendo cálculos a números redondos, si el tesoro lo dividieran en 15 millones (número de habitantes de Chile) de partes iguales nos tocarían a cada uno, cerca de 400 mil pesos.
Cifra nada de despreciable para el chileno promedio ¿o no?
Aunque esta medida es imposible en su factibilidad, ya me pasé toda una película con las 400 lucas... un Playstation, una bicicleta para ir a la U, etc...
y tu, ¿que harías con 400 lucas?
 
posted by MarioSillard at 9:16 p. m., | 16 comments
martes, septiembre 20, 2005

La imagen es todo

¿Qué piensas cuando te dicen Alemania?
Al menos a mi, me cuesta mucho disociarlo del fenómeno social y político que fue el nazismo en ese país, que significó la muerte de muchas personas.
Alguna vez incluso comentando entre amigos planteé que nunca pondría un hijo mío en un colegio alemán; es que desde mi punto personal, relaciono Alemania con lo rígido, ordenado, riguroso, poco pluralista. Me acuerdo de un país dirigido por Hitler.
De esta manera, Alemania tiene una imagen que, claro, se compensa con muchos atributos positivos, sin embargo, a ellos mismos les preocupa, y se percatan de esta forma de la que se dan a ver al mundo.
El 2006, este país será el anfitrión del Mundial de Fútbol, por lo que aprovechando que están todos los ojos mirando allá, los cerebros políticos que organizan este evento pretenden presentar a Alemania como "un país tolerante y lleno de vida", de manera que su lema es "El mundo entre amigos".

C. Cooley habla de que hay tres fases en la producción del 'sí mismo'. Primero, cómo me veo, segundo, como me ven, y por último, teniendo en cuenta estos dos primeros procesos modificar mi apariencia para tener una tercera forma.
Y esto es un proceso tanto individual como colectivo, es decir, me preocupa que dirá la gente de mí, de igual manera me compete la imagen que se tenga como universitario de la U. de Concepción, como chileno, como magallánico, porque en el momento que me reconozcan como tales influirá cómo me verán.
La reconstrucción de imagen es tan interesante como dificil; ¿le pondrías Inverlink o COPEVA a tu empresa?, y si te llamaras Gonzalo Andrés Torres Espinoza, ¿le pondrías GATE?, no lo creo.
¿Cómo un niño se saca la etiquera de "porro" del curso, de marihuanero, de borracho?, ¿Cómo un país quiere sacarse el estigma genocida del nazismo?
Alemania optó por mostrar una nueva imagen, haciendo un magnoevento como el mundial de fútbol para que la última percepción pase por encima de la antigua.

La imagen vende, y de vender sacamos réditos de distinto tipo; ahí radica la su importancia, por lo tanto la percepción que tienen los demás de tu persona o de tu institución es delicada y hay que cuidarla, porque hacerla prestigiosa cuesta tiempo, y echarla abajo, es fácil; sino, pregúntenle a la Iglesia Católica, que muchos ya hoy, (y creo que va en aumento), están pensando igual que yo respecto a los colegios alemanes, en no poner a sus hijos en colegios católicos.
Ahora te puedo preguntar a tí, indolente que no está "ni ahí" lo que diga la gente... ¿Estás segur@ de eso?


 
posted by MarioSillard at 1:21 a. m., | 9 comments
viernes, septiembre 16, 2005

Eufemismos

Cuenta la leyenda, que habían dos destacados atletas de maratón, uno argentino, y el otro chileno.
En cierta competición, les tocó compartir hotel. Ahí, en el lobby se conocieron, almorzaron un par de veces juntos, y se hicieron amigos. A la hora de la competencia, a los dos les fue mal, y casualmente se encontaron al final, y en una especie de broma solidaria, pasaron juntos la meta, compartiendo el lugar número 35.
La clasificación final y oficial de la competencia dio al atleta argentino como número 35, y al chileno como 36, en un hecho que hubiera pasado sólo a la estadística si la prensa argentina no hubiese titulado a su deportista como el mejor latinoamericano ubicado en ese maratón.
Al otro lado de la cordillera se sintió la réplica, cuando el atleta chileno respondió un poco molesto afirmando que él habia esperado a su colega para pasar juntos en la meta, y que si hubiese querido, hubiese llegado antes que él.
El argentino contestó, y la curiosa polémica no paró; "en la carrera estuvimos parejos, no me consta si me hubiera ganado tan fácilmente, pero al final son detalles, somos deportistas profeisonales y buenos amigos".
El pin pon se ponía más ácido cuando el chileno ofreció públicamente un desafío, para determinar quien de los dos ganaba en una carrera, "con mucho respeto, y sin rencor le digo que hagamos una carrera para ver quien llega primero".
El particular desafío tomó ribetes nacionalistas en el pueblo "che" y presionó a su representante para que aceptara y venciera en el desafío. De esta manera, el deportista se dispuso a competir frente al chileno.
Se arregló al final, una carrera en Osorno, el sur de Chile, y teniendo como únicos participantes: el chileno y el argentino. La competencia se realizó sin sobresaltos, y el chileno dominó y lideró toda la carrera quedándose con el desafío. Al final, sin tensión ni mala onda, el argentino aplaudió a su compañero admitiendo que la polémica había quedado atrás.
La guinda de la torta nuevamente la puso la prensa argentina, que al día siguiente uno de sus titulares era:

"Compatriota remata segundo lugar en maratón de Chile"
"Atleta local llegó penúltimo"
 
posted by MarioSillard at 9:43 p. m., | 14 comments
lunes, septiembre 12, 2005

Cuestión de ironía

Juan Román Riquelme, de Boca Juniors, le pega con el taco de su pierna derecha a la pelota, y hace pasar la pelota entremedio de las piernas de Mario Yepes, defensor de River Plate que todavía se arrepiente de haber salido a buscar al 10.

Cuando conversas con alguien, de repente se enardecen los ánimos, y comienza la discusión, cada uno defiende su punto de vista, intentando argumentar y mostrar una idea mejor hilada y lógica que la de su rival. Las cosas pueden ir un poco más allá y alguien tira una ironía, que puede ser el ingrediente perfecto para enojar al contendor, que si no tiene una buena respuesta, puede quedar no sólo callado, sino también humillado.
Entonces el vencedor, sonríe ante el triunfo inminente.

Puede que no haya sido necesario ironizar, pero la tentación de aplastar a tu rival moralmente, sobretodo si hay espectadores, se acrecienta y sin darte cuenta lo haces.

De repente estás en una cancha de fútbol. No importa el resultado, la pelota entre tus pies, la pisas, la acaricias, tu rival se descuida, e "ironizas" con él: Le haces pasar la pelota entre las piernas. Sí señor, un túnel, un caño, como quieras. Que simple que parece.

Ni siquiera te sientes culpable de la humillación que es parte tu rival, porque caen aplausos, y te emociona.
Denotas que eres hábil, sagaz, rápido mental y físicamente, mientras que acusas a tu oponente de torpe y lerdo.

Qué horrible es ser víctima de un túnel. Es que te golpea, te mata, te averguenza; y tu autoestima al piso.
Qué mágico es ser el victimario, porque el público grita "Oleee", como si fueras un torero que retira la daga ensangrentada después de haber puesto una certera estocada. La estocada de la ironía como arma letal.


 
posted by MarioSillard at 4:03 a. m., | 10 comments
viernes, septiembre 09, 2005

El Uno


¿Puede alguna ingratitud ser más monumental que ser golero?

Cuando, por ejemplo, se nubla la tarde cuando quiere cortar un centro y la pelota se le escabuye entre las manos... los hinchas se llevan las manos a la cabeza mientras un delantero se arrima a la situación y celebra como un loco apilándose con sus compañeros en una pirámide humana...


Cuando algún compañero no puede ante el `capo` del otro equipo y no queda otra que derribarlo, 11 metros entre él y el rival que le pega más fuerte... 11 metros que no pueden reducirse hasta que el encargado del fusilamiento jale el gatillo...


Cuando llegado el noticiario de la noche, cada informativo hace un compacto con los goles de rebote, y a lo más con algún lujito del `10` de un equipo grande... pero los vuelos, centros cortados por el Uno... nadie los pone...


Cuando su compañero y amigo centrodelantero logra embocarla en el área rival; egoístamente corre a tirarse de rodillas al banderín del corner, para luego tirarle besos o mostrarle la camiseta a su hinchada... para el último, quizás... un ademán saludando al arquero que a 100 mts de distancia festeja abrazando la soledad...

Cuando su equipo domina 85 minutos... y a los descuentos un contragolpe deja mudo al estadio... el pobre arquero, no toco la pelota en todo el partido sino para ir a buscarla dentro de la red...

Es que el puesto de golero es sagrado. No por nada tiene el 1 en la espalda; a partir de él se estructura el equipo, a partir de manos seguras, que den confianza a los diez restantes.
Es por eso que ahora extrañamos uno para nuestra selección, vapuleada, goleada y humillada ante un Brasil que jugó sin despeinarse.

A Nelson Tapia se le cayó el carnet. Se mostró poco agresivo ante centros que debió reventar con los puños. Lo que demuestra sus principales falencias, que lo han acompañado a lo largo de su carrera: la poca personalidad, nunca puteó a sus defensores para ordenar la zaga, y la poca elasticidad, lo que algunos denominan "sobriedad".

Pero bueno, era Brasil, tampoco matemos al pobre Tapia, si no nos metían esos goles de corner, un zapatazo furibundo de media distancia de Roberto Carlos o Adriano; o una gambeta endemoniada de Robinho, o un carrerón estrepitoso de Ronaldo, nos hubieran liquidado.



 
posted by MarioSillard at 1:57 a. m., | 5 comments
jueves, septiembre 08, 2005

Cómo te extraño

No sabes cómo te extraño
sentir tu aroma,
y recordar el placer que me provocas

Porque en esta ciudad no existe nadie
que pueda provocar eso en mi.
Cuando te disfruto siento
que vale la pena haber esperado...

no sabes cómo te necesito...

Aunque sé que cada vez que vuelva a Punta Arenas
te volveré a tener...
oh, gran asado de cordero...


PD: Si tienes datos de asados bien hechos desde Puerto Montt al norte, comuníquese por este medio con mi persona...

 
posted by MarioSillard at 10:24 a. m., | 11 comments

Misión: Ser feliz.

Cuantas horas de conversación y de análisis habrá tenido el "futuro" en cada uno de nosotros.
En algunos más que otros, sin duda. Pero no creo que haya alguien que no se planifique, que no se proyecte.
Así se van armando sueños, ilusiones, metas, etcétera.
El asunto, es que a veces, los fines, son más fijos que los medios, y por ende, èstos pueden ir variando en función de que la meta siga intacta. Si quisiera ser millonario, y esa fuera mi meta, puedo hacerlo siendo un profesional exitoso, o un narcotraficante.
De esta manera, vamos a ir poniendo márgenes a los medios. Limitaciones que nosotros pensamos como lógicas, que están fuera de las fronteras legales, de nuestras capacidades, o porque simplemente hay medios que no utilizaríamos porque no son de nuestro agrado.

En una antigua clase de filosofía, creo que en un lejano año 2001, mi profesor de aquél tiempo, preguntó "¿cuál es el fin, el objetivo del Hombre?" Todos callados y le erró alguien en un intento: Morir, dijo.
"La felicidad" acertó alguien que se sentaba adelante.
"Bien", dijo el profesor. "El Hombre estudia, trabaja, roba, asesina... para ser feliz".

Volviendo a lo de la cercenación de los medios, por una parte está bien cuando alguien te limita y te dice para lograr ésto, no puedes hacer esto otro; porque estás perjudicando a alguien, porque es ilegal, porque es contra de las reglas.
Pero por otro lado, me provoca escozor, cuando las limitaciones son autoimpuestas, es decir, cuando alguien reconoce en sí las capacidades y el potencial, pero sus miedos o trancas (cuyo génesis pueden ser de los más variados) son causa de auto limitaciones. Y por otra parte; hay limitantes muy injustas, porque, por ejemplo, hoy es muy complicado que un joven de Liceo municipal entre a la Universidad.
De otro punto de vista, también hay una imposición de metas que le colocan al individuo, ¿de verdad necesito el auto/celular/ropa/ser delgad@ para ser feliz? Pero ese es casi otro tema, acá termino, porque me tengo que ir por ahí,... a ser feliz.


 
posted by MarioSillard at 10:17 a. m., | 0 comments