jueves, septiembre 08, 2005

Misión: Ser feliz.

Cuantas horas de conversación y de análisis habrá tenido el "futuro" en cada uno de nosotros.
En algunos más que otros, sin duda. Pero no creo que haya alguien que no se planifique, que no se proyecte.
Así se van armando sueños, ilusiones, metas, etcétera.
El asunto, es que a veces, los fines, son más fijos que los medios, y por ende, èstos pueden ir variando en función de que la meta siga intacta. Si quisiera ser millonario, y esa fuera mi meta, puedo hacerlo siendo un profesional exitoso, o un narcotraficante.
De esta manera, vamos a ir poniendo márgenes a los medios. Limitaciones que nosotros pensamos como lógicas, que están fuera de las fronteras legales, de nuestras capacidades, o porque simplemente hay medios que no utilizaríamos porque no son de nuestro agrado.

En una antigua clase de filosofía, creo que en un lejano año 2001, mi profesor de aquél tiempo, preguntó "¿cuál es el fin, el objetivo del Hombre?" Todos callados y le erró alguien en un intento: Morir, dijo.
"La felicidad" acertó alguien que se sentaba adelante.
"Bien", dijo el profesor. "El Hombre estudia, trabaja, roba, asesina... para ser feliz".

Volviendo a lo de la cercenación de los medios, por una parte está bien cuando alguien te limita y te dice para lograr ésto, no puedes hacer esto otro; porque estás perjudicando a alguien, porque es ilegal, porque es contra de las reglas.
Pero por otro lado, me provoca escozor, cuando las limitaciones son autoimpuestas, es decir, cuando alguien reconoce en sí las capacidades y el potencial, pero sus miedos o trancas (cuyo génesis pueden ser de los más variados) son causa de auto limitaciones. Y por otra parte; hay limitantes muy injustas, porque, por ejemplo, hoy es muy complicado que un joven de Liceo municipal entre a la Universidad.
De otro punto de vista, también hay una imposición de metas que le colocan al individuo, ¿de verdad necesito el auto/celular/ropa/ser delgad@ para ser feliz? Pero ese es casi otro tema, acá termino, porque me tengo que ir por ahí,... a ser feliz.


 
posted by MarioSillard at 10:17 a. m., |

0 Comments: