viernes, diciembre 23, 2005

Mute

Lo aprendí de algún profesor que me lo dijo en el Liceo; el silencio sirve para encontrarse con uno mismo.Desde ese entonces, he estado buscando y evitando los silencios; porque claro, no siempre quiero que mi cabeza empieze a revolver recuerdos y asuntos inconclusos que tengo en mi interior y que comiencen a hacer un ruido molesto. Ahí es cuando me escondo del silencio. Cuando estoy en eso, habitualmente me toca estar solo, y cuando surge el silencio, suelo decorarlo o interrumpirlo con alguna melodía neutra.

El asunto es que ultimamente, he evitado bastante el silencio. Más de lo común. Siento que antes hasta me agradaba, y lo necesitaba.Ahora, no me acuesto hasta que me da mucho sueño, cosa que no alcance a pensar nada antes de dormirme, y cada segundo silencioso que pasa me desespera, y trato de rellenarlo como sea.
Este silencio-fobia, me tiene bastante intranquilo y por lo demás, no sé cómo solucionarlo. Como dije, antes, hasta buscaba la ausencia total de ruido, caminaba totalmente solo recordando y haciendo cadenas con mis recuerdos, analizando mi presente y proyectándome en el futuro.Desde que el silencio me abofetea cada vez que llega, siento que hay una herida sin cicatrizar, que me arde cuando los ruidos y voces se acallan. Y no quiero que mi vida se transforme en un constante de irrupciones constantes al silencio.
Todavía hay recuerdos que me aprietan la garganta y humedecen mis ojos; y me pregunto si tendré heridas por siempre, para siempre, que me hagan evitar los silencios una y otra vez. Porque quiero volver a disfrutar del mutismo. Quiero volver a verme y no llorar en el intento, quiero hablar conmigo y poder retroalimentarme para ser un mejor yo.
¿Necesitaré un psicólogo?

 
posted by MarioSillard at 8:47 p. m., |

4 Comments:

  At 9:03 p. m. Anonymous Feña said:
No sabes como me siento identificado ahora que stoy solo de nuevo, ni quero pensar las cosas lindas y feas, y menos relacionarlas.
  At 10:04 p. m. Anonymous Daniela said:
se te nota demasiado lo del trabjo investigativo, siempre empezando por el marco referencial; en todo inicias con algo de esa índole. En todo caso a mi me pasa mucho últimamente lo del silencio, pero más extendido, o sea; no puedo estar haciendo nada, porque de lo contrario me colapso de tanta idea tonta.
Nos estamos comunicando, y que lo pases súper ben con tuas amiguis, familia y "demases".
Feliz Navidad (que se te cumpla el "deseo")
Hay gente que se tiene miedo a sí misma, y que por eso evita siempre el silencio y afrontar la realidad. Esto puede ser bien terrible en muchas circunstancias, qué le vamos a hacer. Pero el reconocer que el fantasma anda por ahí es una buena señal, creo yo.

Y tú, ¿crees que necesitas un sicólogo?

Feliz Navidad, Mario.
  At 1:29 a. m. Anonymous Chio said:
Primero debo reconocer lo mucho q me gusta leer lo q escribes, la forma en lo haces me recuerda a mi viejos cuadernos, repletos de ideas, poemas y canciones, y también uno q otro dibujo, mal hecho debo decir.

Segundo, creo q y tambien evito los silencios, quizá es porque sé q algunas de mis preguntas, encontrarían la respuesta justo en ellos -los silencios-...
Pero al mismo tiempo, al igual q tu, extraño el silencio, extraño la paz de mi corazón, la añoro más q a nada. Quizás leer lo q tú sientes, me muestra, como un espejo, lo q siento yo. No sé si quiero hacer recuento 2005 de mi corazón... quizás las cosas no salieron como esperaba... esperé, y ese fue mi error. Sé q no debo esperar nada de nadie, pero aún así lo hice.
Pero sirvió para crecer y creo haber aprendido la lección.

Volviendo al silencio... tengo ganas de compartir un silencio, uno agradable, uno en q no sienta el tiempo pasar por mi piel, uno cómplice, de miradas eternas...





TQM! Feliz Navidad, pasalo requete bien!!! ^^