martes, mayo 23, 2006

Cada vez más solos

Parece ser esa la tendencia.
Nos concentramos cada vez más en nuestra particularidad y desarrollar la individuación, lo que complica el compartir con el resto.

Cuando apareció el Cine, se transformó en un lugar de encuentro de la comunidad, de entretenimiento, era muy masivo ante la ausencia del televisor.
Década del '60 apareció la caja mágica y mi papá contaba que cuando el abuelo compró una por primera vez, fue de las primeras casas en el barrio en tenerla, por lo que recibían visitas de todos para ver la novedad, por lo que en vecindad se terminaban compartiendo las primeras transmisiones en la época precolores.
Después, el fenómeno televisión fue agarrando vuelo y masificando, cada familia tenía la suya y la radio, quedó relegada ante el plus audiovisual.
El adelanto tecnológico de los '80 puso de moda al Personal Stereo o Walkman, donde podías escuchar tu música, directo a tus oídos, alejándote de lo demás. Tuvo gran aceptación en el público joven, que queria alejarse de la autoridad paternal que podía ser autoritaria en lo que se debía escuchar en los espacios públicos dentro del hogar.
Junto con ésto, comenzó la masificación del video Cassette, formato que podía reproducir películas, por lo que ya no era necesario siquiera, salir de tu casa para disfrutar del séptimo arte. Blockbuster, unas palomitas, y ya tienes un cine en tu casa.
Luego, mezclado con la incorporación de la computación a muchos aspectos cotidianos y la aparición de internet, ya no era necesario salir a tiendas de discos a ver si estaba el último tu artista favorito, con Napster, primero, Kazaa, Ares ahora último, puedes bajar las canciones y discos enteros; incluso, hasta películas las puedes conseguir en la red.
Sumado a ésto, surgió la idea de los Pendrive, que llaman la atención por su relación tamaño/utilidad. Son del porte de un lápiz, almacenan información, y pueden además reproducir .mp3, que son introducidos desde el PC. O sea, ya no sólo puedes poner música directamente a tus oídos, sino que también elegir las canciones que más te gustan para escucharlas tú solo, en el lugar que tú quieras.
Hace no mucho, el mercado abrió paso a los mp4, que tienen similares funciones a los pendrives, pero reproducen archivos de video. Es decir, ni siquiera es necesario el video club, o impedimento que tu hermano chico esté jugando PlayStation, o que tu mamá vea la novela; puedes ver el último estreno cinematográfico tú solo.
Vivir y disfrutar solo parece estar de moda; al menos las tendencias tecnológicas pueden acompañarte.

 
posted by MarioSillard at 12:09 a. m., |

3 Comments:

La tendencia a quedarse solos la generó la tecnología. Existe una cierta incongruencia entre lo que se quiere lograr y lo realmente logrado.
Los celulares nos mantienen unidos a los demás... pero paradójicamente cuando estamos con una persona en vivo y en directo somos capaces de cortar la conversación por contestar el famoso celular... siempre he creído que eso en particular es una falta de respeto.
La televisión de estos tiempos nos enajena... yo no veo tele porque siento que me quita libertad... y en realidad me aburre. En los tiempos de nuestros padres servía para reunir a la familia, hoy la separa.
El MSN, los blogs... internet... de una u otra forma nos mantiene alejados del resto y a la vez comunicados.
La Gran Paradoja.

Un beso, chau
Lore
  At 2:59 p. m. Anonymous verena said:
extraño las cartas
....creo que es muy romántico =P




besos sillard!
  At 8:45 p. m. Anonymous Ale said:
Cada vez más solos... mmm da para una vuelta mas...
la tecnologia ha aportado grandes avances para la comodidad y el bienestar de las personas, pero a la vez a contribuido al individualismo en cierta medida... (la paradoja a la que se refiere la niña del parrafo anterior)

pero sabes? a mi parecer creo que esto es un circulo que se repite...
Antes, cuando no existian estas cosas y supuestamente estabamos mas acompañados, seguramente buscabamos estar solos (aunque sea un rato)... y tal vez en algun punto se logró, pero luego surgió otro problemaa... cómo estar solos? mm? desde ese punto de vista creo que los avances tecnologicos más allá de alejarnos del resto, nos aleja de nosotros mismos, porque cuando podríamos estar realmente solos y hacernos cargo de ese momento tenemos mil mp3 y peliculas para ocupar ese tiempo.. entonces finalmente, cada vez estamos más lejos y cuando sentimos que en esa lejanía nos perdemos volvemos a recordar lo que era antes... las cartas, las comidas familiares, etc. y necesitamos ese apego otra vez...

no se si se entendió jaja pero creo que la tecnologia igual ha venido a llenar los vacíos que deja "el miedo a la libertad"... vamos y venimos...

puede ser? =)