domingo, julio 23, 2006

Me siento objeto

La cincuentona Maureen Dowd, es un personaje del periodismo gringo; columnista del New York Times, se caracteriza por tirar dardos a la clase política norteamericana y se ganó un Pulitzer por cubrir en forma notable el escándalo Clinton - Lewinsky.
Se supone que ella es regia; además varios ya le han catalogado como el "paradigma de mujer liberada" (?) pero en la entrevista de La Nación Domingo, cuando le preguntaron sobre su relación con los hombres ella contestó; "cuando le lanzas un dardo a un Presidente desde tu columna a tu casa, te gustaría alguien que tenga listo un Martini frío con una oliva como a ti te gusta y que simplemente te escuche; alguien que no tenga celos por ti y que no se sienta ninguneado por ser hombre y no tener una columna en el Times".
Entonces deja ella misma, claro, porque a medio siglo de edad aún está soltera.
Si ella es cool diciendo estas cosas, que pasaría si Ricardo Lagos hubiese dicho, "Cuando recorres el país, y trabajas las 24 horas recibiendo llamados y noticias respecto a cosas a las que debes decidir; lo único que quieres es regresar a casa y que mi mujer me espere con unas empanaditas al horno listas; y que sólo me escuche"
¿No es lo mismo? y ¿no hubiese sido muy polémico al haberlo dicho?

Las quejas de esta 'pobre' columnista que seguramente después de llegar al diario comerá comida preparada o congelada, y recorrerá los canales para luego leer antes de dormir sola, son cuestionables; y me imagino que varios hombres le habrán escapando al protagonismo de esta brillante periodista que puediera opacar cualquier ego masculino cercano; sin embargo si lo que igualdad de género quieres, igualdad de género busca.
Suerte estimada Maureen....








 
posted by MarioSillard at 8:13 a. m., | 10 comments
viernes, julio 21, 2006

Tonelotto, un lateral sin proyección [CUENTO]

Siempre me he preguntado qué sería de mi vida de futbolista.
Veo por la tele a tipos ganando millones, perseguidos por mujeres y periodistas; pero también veo a ex compañeros del Club que juegan en tercera división por el mínimo y tienen que hacer trabajos aparte para sobrevivir.
La verdad, no me arrepiento, es que no perdió nada el fútbol conmigo; porque no hubiera participado en comerciales ni por mi excesiva habilidad ni por mi carisma; porque nunca una hinchada corearía mi apellido que es dificil de pronunciar, ni tampoco me imaginoa un chico llegando a una decena de años con un poster mío en su pieza.
A mediados de los '90 me di cuenta que el fútbol no sería lo mío. Y fue justo en la mitad de un partido, empate a 0, minuto 70 y nos entraban por todos lados; le rogaba a todos los santos que el maldito árbitro lo acabara. Y yo con una angustia enorme le preguntaba a cualquiera, a mis compañeros, a los rivales, al profe, al otro profe, al guardalíneas cuánto tiempo quedaba; y el referí sólo me gritaba, "Juegue!".
Fue en ese preciso instante cuando me di cuenta que la presión de un partido en serio me carcomía por dentro; que no me la podía simplemente. Y les digo, era un partido con decenas de personas mirando, en cancha de tierra, con las líneas de cal mal hechas y con un árbitro regordete que ponía una red en cada arco llena de hoyos antes que comenzara el partido; así que imagínense un partido en serio de verdad, con estadio de dos bandejas y una barra entera pifiando si no le pegas bien, o si al tratar de enganchar, resbalas.
Ahora pensarán que soy un tipo sin carácter, que no maneja situaciones, pero nada de eso; en mi diario vivir me destaco por lo contrario; si es necesario hablo golpeado, siempre sé lo que quiero, ahora trabajo en un puesto con subordinados que me respetan, e incluso peco a veces, de ser un tanto agresivo para expresarme y defender mi opinión. Sin embargo, esa descripción linda para una entrevista de trabajo se diluía de a poco con el correr de los minutos en un partido importante.

Jugaba de lateral por la derecha, puesto habitualmente intrascendente, donde para mi gusto llegan los delanteros poco efectivos, volantes con poco manejo, y los defensores poco seguros. Mi caso era el último. Empecé como central en la sub-15, y a la sub-17 ya estaba como lateral.
La verdad, es que no jugaba ni bien ni mal, siempre a 6 ó 7 puntos. Mi especialidad con la pelota; los cambios de frente, la tenía, avanzaba un par de metros, y paf! derechazo bien fuerte hacia el otro costado de la cancha, y si un compañero la recibía con espacio, agudizaba mi oído para escuchar "Bieeen Tonelotto", ya que ese gesto técnico era el único que alababa el profe.
Como dije, nunca pasé los 7 puntos excepto una vez que anoté mi único gol en juveniles en partidos oficiales, entré a los 10 del segundo por el volante por derecha que salió rengueando, y como ganábamos 1-0 entré a defender con el resto del equipo la ventaja. Tercera o cuarta pelota que toco y un compañero me la echa a correr para que me escape por la banda en un contragolpe fulminante, corro rápido, y la pelota la vuelvo a pinchar hacia adelante varios metros para seguir el tranco; voy a la altura de la media luna por la banda derecha y veo que un defensor está a punto de alcanzarme y levanto la cabeza para ver al Negro López levantando la mano pidiéndomela; entonces saco el centro pero le pegué mal, muy alto; sin embargo se fue cerrando más y más, hasta entrar por el segundo palo haciendo una curva perfecta, golazo. Y ahí fue todo una experiencia nueva, desde la celebración, más el profe que me felicitaba, mis compañeros que me pegaban jocosamente patadas los glúteos festejando mi golpe de fortuna, y el árbitro que anotaba mi número en su tarjeta; nunca había pasado por nada de eso.
Luego, casi nunca pasaba al ataque, era como quien diría un relator de radio, un lateral sin proyección. Es que tampoco era un tipo rápido, porque a veces me ponían a un escurridizo petaco de menos de 1.70 por mi lado y comenzaba transpirar cada vez que encaraba porque si el volante de turno no llegaba a la cobertura yo era el postre, luego vendrá el centro atrás y a rezar. Más bien me acomodaban los delanteros grandotes, con fuerza, porque a eso les hacía contrapeso con mi aceptable juego aéreo.
Junto con los tipos chiquitos y rápidos, los que más detestaba eran esos maricas que al mínimo contacto volaban haciendo dos mortales en el aire y luego se revolcaban agarrándose la tibia, el peroné, la cara, el tobillo; todo. Ahí, varias veces el árbitro no compraba, el juego seguía y yo me acercaba a la 'víctima' y lo tapaba a puteadas cuestionando su masculinidad y recordándole hasta su bisabuela.
Eso sí, debo reconocer, que tuve varias entradas a "destiempo" muy feas; nunca en forma desleal, pero como dije, muchas veces me superaban en velocidad, y llegaba tarde cuando la pelota ya la habían movido.
Lo mío sin duda, no era el manejo de la pelota, a mi poca técnica por naturaleza, se le agregaba ese cosquilleo de nervios en los muslos cuando cumplía más de 4 segundos con el balón en los pies. Ahí afloraban todas mis limitaciones y se profundizaba mi baja autoestima futbolera. Ahí le echaba la culpa a mi papá que me enseñó a leer muy chico y a mi mamá por no darme leche materna.
Cuando nuestro arquero la agarraba, escuchaba al profe, "Tonelotto!!, muéstrate po hombre!", entonces yo trotaba para que el arquero me la arrojara con la mano pero en mi interior me decía "que no me la pase, que no me la pase", pero si el arquero me veía desmarcado simplemente me la pasaba, pero ahí yo no me complicaba, y sin mayores delicadezas, la reventaba hacia adelante para que corran los que saben, haciendo oídos sordos a los retos del profe que quería salir jugando; a esa altura, vale más un rústico responsable a uno que la pierde cerca del área propia.

Cumplí 19 años y mi último año de juvenil expiraba; en el Club, me dijeron 'muchas gracias, que te vaya bien'; y yo sabía que esa despedida iba a llegar; varios que se fueron conmigo siguieron intentando en otros equipos, pero yo sabía que lo mío era esa oficina del trabajo de mi viejo que me esperaba, con horarios y sueldo definido, con vacaciones, camisa, corbata, y campeonatos de baby internos donde yo sí era la estrella.
Estaba definido, era un lateral sin proyección; que en el fútbol grande, no tenía proyección.
 
posted by MarioSillard at 10:48 a. m., | 6 comments
miércoles, julio 12, 2006

Teatro en Conce

  • Miércoles 12 de Julio, 20:00 horas, Sala Dos

CARTAS A MI HIJA


Duración : 60 Minutos
Público Objetivo : Sólo Adultos
Autor : Madame de Sévigné
Dirección : Élyse Désilets y Émilie Émiroglou
Elenco : Élyse Désilets y Émilie Émiroglou
Síntesis Argumental : Habla del vinculo entre una madre y su hija. Los personajes de esta historia existieron en el siglo XVII. Madame de Sévigné, la madre, es una autora muy conocida de su tiempo, en las cartas que escribió a su hija encontramos la esencia de la historia. Esta correspondencia íntima habla del matrimonio, de los celos, de la culpabilidad, de la enfermedad, de la muerte y sobre todo del amor incondicional y a veces del amor obsesivo que existe entre una madre y su hija.
Montaje : Les Voyageuses - Canadá

  • Viernes 14 de Julio, 20:00 horas, Sala Espacio Cero

CRISTOBITA, EL DE LA PORRA

Duración : 1 Hora
Público Objetivo : Mayores de 18 años
Autor : Dramaturgia de Patricio Estrella sobre Textos de Lorca
Dirección : Patricio Estrella
Elenco : Ana Escobar, José Alvear, Patricio Estrella y Julio Falconi
Síntesis Argumental : Don Cristóbal, títere cascarrabias ha despertado en la madrugada y se encuentra solo, hace mucho tiempo que no ha visto a Federico. !Ah ¡pero no se pone triste porque sabe que el muchacho estará preparando una nueva aventura para compartirla con él y sus compañeros, entonces despertarán todos y saldrán a repartir sonrisas a aquellos que jamás han ido al teatro.
Montaje : La espada de madera – Ecuador

  • Sábado 15 de Julio, 20:00 horas, Sala Espacio Cero

MARX EN EL SOHO

Duración : 1 Hora
Público Objetivo : Todo Espectador
Autor : Howard Zinn
Dirección : Michaelis Cué
Elenco : Michaelis Cué
Síntesis Argumental : Carlos Marx logra regresar al mundo de los vivos, pero por un error burocrático en lugar de hacerlo en Londres, donde vivió su exilio, lo hace en el SOHO de New York, y entre evocaciones familiares a veces jocosas y disquisiciones filosóficas, también jocosas, confronta el pensamiento actual con su utopía que está por venir, como si fuera el pensamiento de un nuevo Mesías.
Montaje : Michaelis Cué - Cuba

  • Lunes 17 de Julio, 20:00 horas, Sala Dos
CYRANO

Duración : 1 hora y 20 minutos
Público Objetivo : Mayores de 14 años
Autor : Edmond Rostand
Dirección : Alvaro Lavín
Elenco : Marina Szerezevsky, Fernando Martínez Hernanz, Irene Vidal García y Oscar Sánchez Zafra
Síntesis Argumental : Cyrano no es sólo un espadachín, sino un librepensador que huye de los sistemas de poder organizado, y actúa siempre, no como mandan las normas, sino como su conciencia, y sus afectos le dictan.
Montaje : Teatro Meridional - España

  • Sábado 22 de Julio, 20:00 horas, Sala Dos
FRAGMENTOS II

Duración : 1 Hora 15 Minutos
Público Objetivo : Mayores de 18 años
Autor : Rodrigo García
Dirección : Evelyn Biecher
Elenco : Sebastien Barris, Evelyn Biecher, Fabienne Carlino y Manou Van Stipdonk
Síntesis Argumental : Los actores actúan suprimiendo las voces, dejando a la danza y a la música la posibilidad de establecer una pasarela entre la realidad y el sueño, entregando una lección de humanidad, amor y locura.
Montaje : Pitouch - Francia

  • Lunes 24 de Julio, 20:00 horas, Sala Espacio Cero
EUREKA

Duración : 55 Minutos
Público Objetivo : Mayores de 15 años
Autor : Andrés Balla
Dirección : David Mondacca
Elenco : David Mondacca
Síntesis Argumental : Don Guido Cavalcanti repta en una celda de los Medici. Ha sido encerrado por sedición. Solo una pequeña ventana, un pequeño hueco, le concede la gracia de informarle si es de noche o de día. Largas jornadas idénticas, sin agua ni comida borran cuentas y sumas. No sabe cuanto tiempo está allí. Sólo de algo es consciente. Debe luchar contra la locura que desde hace varios días lo acecha detrás del hambre y la sed.
Montaje : Mondacca Teatro - Bolivia

  • Viernes 28 de Julio, 20:00 horas, Sala Espacio Cero

LA AMANTE DE BAUDELAIRE, VESTIDA DE TERCIOPELO

Duración : 1 Hora
Público Objetivo : Todo espectador
Autor : Fernanda García Lao
Dirección : Fernanda García Lao y Gabriela Luján
Elenco : Fernanda García Lao y Gabriela Luján
Síntesis Argumental : Una cantante, abandonada por sus músicos y con apenas una valija repleta de ropaje teatral, recibe la inesperada ayuda de una mujer muy simple que casi sin proponérselo termina convertida en su asistente. De allí en adelante iniciarán un agitado periplo capeando el hambre y la miseria.
Montaje : El Beso y la Mordedura – Argentina

  • Domingo 30 de Julio, 20:00 horas, Sala Espacio Cero

BANDOLERO Y MALASANGRE

Duración : 1 Hora y 10 Minutos
Público Objetivo : Todo Espectador
Autor : Gustavo Ott
Dirección : Luis Domingo González
Elenco : David Villegas
Síntesis Argumental : Seis personajes se reúnen en una perrera municipal el 31 de Diciembre de 1999 para despedir el Siglo XX, y mientras hacen el balance,
buscan a alguien que les acompañe a vivir los cien años por venir.
Montaje :Teatro San Martín de Caracas - Venezuela

  • Jueves 03 Agosto, 20:00 horas, Sala Dos
EL JAGUAR AZUL

Duración : 1 hora 10 Minutos
Público Objetivo : Todo Espectador
Autor : Jorge Díaz
Dirección : Mauricio de La Parra
Elenco : Rodrigo Córdova, Lucía Tocol, Carlos Ritter, Hernán Reyes,
Marisel Rival, Gabriela Tramón y Gabriela Águila
Síntesis Argumental : Son las peripecias de Diego Argote, un actor cómico ambulante que parte de su natal España con destino a las Indias en busca de aventuras, trama que se desarrolla en la época de la conquista y bajo la egemonía de la Inquisición.
Montaje :Teatro Experimental de Puerto Montt – Chile
 
posted by MarioSillard at 10:52 a. m., | 6 comments
martes, julio 04, 2006

Hitler v/s Mussolini

Adolfo: Supiste la última?
Benito: Murió Castro? Pío XI ya salió del purgatorio?.
Adolfo: No, ahora hay nazis en Chile. (risotadas)
Benito: (Risotadas)... Anduvo dejando su huella ese tal Augusto... Será bien recibido...
Adolfo: A propósito, no invitaste a Franco?
Benito: No quiso venir, desde que España perdió con Francia, no ve más el Mundial.
Adolfo: Pobre Franco, debe estar chato con Napoleón cargándolo... Es insoportable ese tipo cuando se agranda.

Al rato...

Benito: Qué aburrido partido. Que feo el estadio, está mucho mejor el Olímpico de Roma
Adolfo: Qué estás diciendo, es un refrigerador ese estadio...
Benito: Y esa pantalla gigante? Qué esto, la NBA o el Béisbol?
Adolfo: Es la teconología po...
Benito: Umm, parece que la apuesta no la gana nadie, está clavado el 0-0.
Adolfo: Ese es el antifútbol italiano, son peor que ejército ruso.
Benito: Antifútbol? Me dices antifútbol a mi cuando tu lateral izquierdo es el más talentoso de tu equipo?...
Adolfo: Que lindo que juega Lahm (el lateral).
Benito: sí, y es un polaco, jajaja, está lleno de polacos tu selección... como me gustaría que estuvieras vivo y viendo tu selección con tipos como Podolski...
Adolfo: a bueno, si estamos con esas, para ti juega un Sudaca...
Benito: Mama mía, ni me hables de eso... Acá deberían jugar los de la Lazio y uno que otro del Milan; a Di Canio ni lo llamaron...
Adolfo: A no... ahora nos fuimos al infierno...
Benito: Ya estamos en el infierno, Fito...
Adolfo: No imbécil, va entrar Odonkor... un negro jugando por Alemania... lo puedes creer?
Benito: uhhh, palo!.... otra vez palo, de la que te salvaste Fito...
Adolfo: En penales los liquidamos... Lehmann las ataja todas.
Benito: Ahí está... dale, patea! Goooool! Golazo...
Adolfo: La puta madre...
Benito: (risa) Dale agarra el teléfono...
Adolfo: Espera que todavía no termina el part...
Benito: Otro otro... Goool (risas) dale que se acabó, tienes que llamar, apuestas son apuestas...
Adolfo: (marcando el número)
Benito: Italia, Italia, Italia!!!
Adolfo: Aló, Stalin, que tal?
Benito: (Aguantando la risa ahora)
Adolfo: Sólo quería decirte que desde que te vi, me enamoré de ti y que te deseo... (cortando el teléfono) Suficiente! que verguenza!
Benito: (risas y más risas)

 
posted by MarioSillard at 10:21 p. m., | 14 comments
sábado, julio 01, 2006

Fin del sueño sudamericano

Ya está, se acabaron los representantes sudamericanos en el Mundial de Fútbol; un mundial pobre futbolísticamente, donde la gran capacidad de infraestructura, tecnología y organización contrastan con partidos muy trabados, de pocos goles, algunos con violencia, errores arbitrales y equipos resultadistas.
La eliminación de Argentina acabó, para mí, con el mejor equipo del campeonato, donde demostró en fase de grupos, principalmente contra Serbia, que lo suyo era jugar bien, buen toque, técnica y velocidad.
Brasil, nunca anduvo al 100%, y no jugó bien los dos primeros partidos del grupo, pero los partidos enteros se hacían digeribles esperando minutos mágicos como la definición de Ronaldo contra el arquero Ghanés; bicicleta y a guardar.
Son dos casos distintos, pero de ambos, de Argentina y Brasil esperaba disfrutar más. Ahora quedan cuatro, Alemania que se les nota la motivación de la localía y juega con los afinados cánticos de fondo de hinchas con bufanda y sin bombo (que amargura), más la capacidad goleadora de Klose, delantero efectivo pero con menos carisma que el Papa Benedicto, sumado a un mediocampo luchador. Está Francia, con Zidane que tiene ese típico bienestar general de un enfermo terminal antes de morir, y la amargura propia que solo Henry puede tener, un jugador talentoso, veloz, de muy buena pegada, pero que pareciera que no transpira, que no disfruta, que le molesta de sobrem
anera que le peguen, que le pongan el cuerpo, y lo peor, su manera de "celebrar" los goles. Queda Italia, eternos amarretes, amparados en los relatos de Carcuro, y con el peso del Catennaccio al hombro, que a veces Totti que quiere pero no puede, con Gattusso sobrevalorado, y dos delanteros (Toni y Gilardino) que han demostrado que lo suyo era el Rugby o ser guardaespaldas.
Para el final dejo a Portugal que me parece lo mejor que va quedando; Deco, Cristiano Ronaldo, Figo y Maniche quizás pueden extrañar un delantero de área que le ponga mayor efectividad ofensiva a ese medicampo de lujo; y que además, le agradezco haber dejado fuera a la especulativa y matafútbol Inglaterra, que llegó como candidato y mostró poco y nada; para qué hablar del delantero Crouch, el chiste del Mundial, argumentos de peso para justificar la eliminación.
Se acabó para Argentina y Brasil, para mí se acabó
el Mundial.

 
posted by MarioSillard at 6:12 p. m., | 7 comments