jueves, septiembre 28, 2006

Brutos talentosos

Para los que me conocen, y para los que han leído un poco del blog, ya saben que soy un fanático del fútbol, pero cada vez me sorprende más la falta de dosis neuronal que tienen algunos jugadores.

Primero, hace un tiempo, Marcelo Salas, quien para mi gusto es el mejor delantero de la historia del fútbol chileno, ni más ni menos; goleador en River, ídolo en Argentina, campeón en Italia donde alcanzó a hacerse un nombre antes de su grave lesión; en su mejor momento sonó en los mejores equipos del mundo, autor de goles antológicos; en fin, argumentos sobran. En mi opinión personal, es el mejor delantero de todos los tiempos. Sin embargo, en su regreso a Chile, luego de que su club pasara por dificultades económicas, se le debe reducir el sueldo a los miembros del plantel por lo que él reacciona airadamente diciendo que con ese sueldo, "apenas le alcanza para las cuentas". Se filtró que serían como 2.8 millones de pesos mensuales la cifra despreciada por Salas.
El argumentó que era un trabajador cualquiera, y que exigía sus derechos, pero lo que hizo, para mi no tiene nombre. Primero, porque el fútbol no es un trabajo cualquiera. Salas desconoce que en aquél equipo cuando era un joven veintañero le dieron la posibilidad de saltar al estrellato, con un bi campeonato más que merecido. Universidad de Chile debe ser el equipo por el que deba sentir algo más que un empleador, es su cuna deportiva. Cabe destacar, que Marcelo Salas jugando en River, Lazio y Juventus, recibió un sueldo digno de un jugador de su categoría, un factor que debe ser tomado a esta altura, por lo que asumimos, tiene su futuro económico y el de su familia asegurado. Teniendo en cuenta esto, la actitud de Salas frente a la ayuda que le pedía Universidad de Chile es totalmente repudiable, e incluso para mí, perdería la categoría de ídolo si fuera hincha del club.

Y por otro lado está Jorge Valdivia, mi ídolo deportivo cuando en el 2003 jugaba en la Universidad de Concepción y deslumbraba echándose el equipo al hombro, logrando clasificar a este equipo recién ascendido a la Libertadores, un sueño cumplido. Al igual que con Salas, no voy a cuestionar el talento de Valdivia, que debe ser uno de los mejores jugadores del momento.
Resulta que el Mago, siempre ha tenido salidas medias bizarras, expulsiones tontas, asuntos de farándula, y verduras varias. La última me llamó mucho la atención; criticó a Manuel Pellegrini, Director Técnico del Villarreal español por no considerar jugadores chilenos en su plantel. "Pienso que, por ahí, debería darle más rodaje a a los jugadores de acá (Chile) porque pienso que no somos tan malos". Y este cabro, ¿que cree? ¿que el Villarreal es una filial de la ANFP para probar a los seleccionados?. El llamado a usar los pitutos que hace Valdivia me parece penoso, una verdadera muestra de cómo funcionan y cómo se reproducen estas prácticas.
 
posted by MarioSillard at 10:25 a. m., | 7 comments
domingo, septiembre 10, 2006

Militante

Hoy, reconozco que pertenezco a un partido imaginario. Soy militante del PANENA Renovado; partido aún en formación, sin representatividad en el congreso, sin registros de adherentes, incluso, la mayoría que sigue nuestros principios y valores, aún no se percata de su pertenencia.
El "Partido No Estoy Ni Ahí" siempre ha tenido roles fundamentales en la historia de nuestro país, estando bajo diversas formas en cada juego electoral. Sin embargo, el máximo exponente, quien representa la ideología a nivel de una ortodoxia es Marcelo Ríos, el deportista que patentó la frase "no estoy ni ahí"; que terminó siendo un catalizador de jóvenes que se identificaron con aquél discurso, y que forman parte de una juventud post regreso a la democracia, que no fue parte de la "lucha" contra el régimen, o que ni se acuerda de que lo que hubo "fue una guerra, señores".
De pronto, fue moda decir, "no estoy ni ahí", y el grupo etáreo definido recién, adolescentes alcanzando la juventud a mediados de los 90, cayó mucho en el discurso más ortodoxo; lo que tuvo fuertes repercuciones para los jóvenes al final del siglo XX, quienes en el altar tenían a un suicida Kurt Cobain, a un dorgadicto Maradona como el mejor de los mejores, a Madonna como el símbolo de femeneidad.
Grupos de oposición, comenzaron a emerger, 'chic@s' conscientes, en campamentos levantando mediaguas, voluntarios de instituciones "sin fines de lucro" decían: "para que vean que no todos los jóvenes somos iguales, no somos como los que dicen 'no estoy ni ahí'".
Con el pasar de los años, la idea se ha suavizado, y diversas corrientes han aparecido de aquella fundamentalista primera concepción. Y aunque, hay que reconocer que los puristas, hoy por hoy, se mantienen en una consistencia, consecuencia, y en un buen volumen de gente, quienes nos hemos renovado, negando algunos principios de la ortodoxia, pretendemos ser cada día uno más.
Los PANENA renovados, se fundamentan primero en alejarse de la concepción clásica del "no estoy ni ahí", y seguir cada fenómeno sociopolítico con atención, comprenderlos y llegar a conclusiones objetivas, y tener opinión formada de ellos.

Fundamental, es reconocer la inmovilidad allá arriba; de una clase política que se autoreproduce en el poder una y otra vez; y que ya sea en el nombre de un socialismo o de un gremialismo, ofrecen el mismo queso. Ese "centro" ancho no tiene representatividad para el PANENA; pero tampoco la derecha extrema, ultra conservadora de nacionalistas que patean a peruanos y prostitutas en Santiago; ni la izquierda extrema, - con un PC, todavía víctima, que a regañadientes negocia con humanistas, y demases verduras similares; todos mojados cada cierto rato con el guanaco - nos llaman la atención.
Quizás el movimiento de los secundarios, recién pasado, pueda ser el reflejo de capacidad de negociación, de movilización y a la vez, capacidad de abstracción de partidos políticos. Habían militantes, pero los había de todos los sectores y la cohesión era tal que atravesó las diferencias partidistas en pos de un objetivo común.
A lo que quiero llegar, es que hay que valorar lo que puede ser negar el compromiso que significa seguir una ideología, religión, partido político, equipo de fútbol, o grupo musical; con esa capacidad te das cuenta que tomaron un rumbo equivocado por el que ya no quieres ir. Creo que está bien, que es sano estar desvinculado hasta cierto punto.
Que bien hubiese estado que un católico no tan ferviente hubiera dicho, "oye, esto de las cruzadas no está bien parece", o que un oficial del ejército nazi dijera ", Ey Adolf, hay algo que no me cuadra".
Al menos en algo hubiera cambiado la cosa...

 
posted by MarioSillard at 11:41 a. m., | 9 comments
martes, septiembre 05, 2006

Cortitas del fútbol (II)

Al final se dilucidó lo que Materazzi le habría dicho a Zidane en la final del pasado Mundial de Fútbol; la cosa habría sido así, el defensor tano marcaba al talentoso francés y con cierto forcejeo le toma de la camiseta para no perderlo. Por eso, Zidane le dice a Marco Materazzi, "Si quieres te la paso cuando termine el partido" con cierto dejo de soberbia; a lo que el italiano cual latino intrépido y sagaz, influído seguramente por la publicidad de Escudo, le contestó: "prefiero a tu hermana". Acto seguido... paf!, cabezazo.

***

Algo parecido a lo que le pasó a Chile, esta ocurriendo ahora en Suecia; de la concentración de la selección nacional tres jugadores, Ibrahimovic, Wihelmsson y Mellberg salieron anoche a carretear, y volvieron tipo una de la mañana, dos horas después de lo estipulado por el técnico que decidió marginarlos del plantel; lo que ocasionó por supuesto, diversas reacciones en los hinchas y en los mismos jugadores. El asunto es que era el cumpleaños del defensor Mellberg (en foto con Ibrahimovic), y los tres muchachos alegan que llegaron a la hora indicada, sin embargo, después salieron a dar un paseo. Bien por ellos, aprovechando los vacíos legales; les dijeron a qué hora llegar y nada respecto si podían volver a salir.

***

"Algo raro hay acá" está pensando Alan Pardew, DT del West Ham United, humilde club inglés, que de pronto ve llegar a dos figuras de renombre mundial, Javier Mascherano y Carlos Tevez, argentinos provenientes del Corinthians brasileño. Al técnico inglés no le cuadra cómo es que dos jugadores tan importantes lleguen a recalar a un equipo como el de él.
¿Le explico Alan? El dueño del Chelsea, el ruso Roman Abramovic es a su vez importante accionista del Corinthians, ¿Porqué el ruso no se llevó a sus muchachos a su equipo entonces? Porque en el Chelsea están Drogba, Kalou y Shevchenko; además de Lampard, Makelele, Essien y Ballack; o sea, los puestos para los recién llegados estaban saturados. Por lo que como tablero de ajedrez, los ubicó en un equipo chico para que jueguen, sean figuras, y el precio de sus pases suban. Más claro echarle agua don Alan.
 
posted by MarioSillard at 10:46 a. m., | 4 comments