domingo, octubre 11, 2009

Juegos del Bicentenario (I parte)

Por una Rodilla sin Ligamentos
En una de las semifinales del Judo, el magallánico Giovanni Moraga se rompió los ligamentos de una de sus rodillas. Obviamente, en el momento sólo sintió el dolor y el diagnóstico médico inmediato era sólo una especulación.
Con el ticket de entrada a la gloria, una rodilla menos no sería impedimento. Es preciso pasar por el umbral del Oro que ya está a la vista, pensó Giovanni con su rodilla vendada.


Contra las recomendaciones del médico Giovanni se plantó y peleó. En el movimiento clásico judoka tomó al rival y lo tumbó de espaldas. Dando una pierna de ventaja fue Oro para el magallánico.

Llanto y emoción para una gesta que probablemente nunca olvidará y será materia de cuento épico a contar a hijos y nietos.

Cabe la pregunta tipo Pitonisa a Neo, ¿Habría ganado Giovanni con sus dos rodillas?



+ Imágenes auspiciadas por el reportero gráfico (?) Cristián Bahamondes
 
posted by MarioSillard at 10:26 p. m., | 2 comments
sábado, octubre 10, 2009

Apagar Incendios

Desde un tiempo hasta esta parte, he escuchado de distintas personas, críticas a los bomberos.
Que son psicópatas, pirómanos, que sen emocionan con los incendios, que uno de ellos se dedica a grabarlos mientras sus compañeros luchan contra el fuego, que en su faena hacen más daño del necesario, y que en el peor de los casos, se roban algunas cosas cuando intervienen.

No me consta ninguna de esas aseveraciones. Pero si esa es la crítica, bueno, qué nos queda a nosotros, trabajadores de las ciencias sociales. Apagadores de incendios constantes.

No sólo porque trabajamos con la desgracia ajena. No sólo porque lucremos con el dolor ajeno. Si fuera sólo eso; también lo hace el dentista, por ejemplo.

Es que también, al igual que el bombero, podríamos nosotros, estar interviniendo más allá de lo necesario, dejando en peor estado, lo que existía orginalmente.


Y cuando digo, "dejar en peor estado" no necesariamente indica "hacer daño", sino más bien, parchando antes que sanando. Tal como haría el médico que desde su verbalidad mantiene enfermo a su paciente para poder cobrarle consultas y exámenes en forma constante.

¿Alguien fiscaliza estos bomberos sociales en su labor constante? ¿Alguien mide si el parche utilizado funciona? ¿A alguien de verdad le importa que ese parche funcione?

¿Cuál es la situación ideal para los bomberos sociales?

¿Que no tengan que apagar más incendios? o que ¿Siempre existan incendios a los que nos paguen por al menos, apagarlos un rato?

¿Es una postura mejor, dejar que los incendios sociales ardan hasta tomar otras estructuras, o hasta que todo quede en cenizas?

¿O es mejor, perfeccionar nuestras técnicas de llamados de emergencia y parches inmediatos?

Yo, no tengo las respuestas.

 
posted by MarioSillard at 9:53 a. m., | 1 comments